Control de masas

Antes de entrar al tema he de reconocer que me tragué la primera temporada de Gran Hermano y hasta me gustó (joe, era un crío, no tenía más que 16 años y un vecino que no hacía más que hablarme de cómo molaba ese programa en otros países), de forma que hasta me imaginaba yo dentro de esa casa. Me enamoré de Ania y todo aunque no hacían más que maltratarla y darle palos… Pero la fiebre se acabó rápido (afortunadamente) y aunque reconozco que siempre oyes cosas por ahí, comentarios de la gente por los que acabas sabiendo algo de lo que pasa por la casa, no he vuelto a seguir el show desde que la segunda edición me hizo desintoxicarme… Eso sí, por esos tiempos había oído hablar de las fuentes de las que bebía ese show y me entró la curiosidad por lo que pasé de esto:

A esto:

… El supuesto origen de Gran Hermano como había leído y/u oído por ahí… Nada más lejos de la realidad. 1984 es, además del año de mi nacimiento (a nadie le importará, pero a mí fíjate que sí) y una marca de ropa que siempre me ha hecho gracia por la coincidencia de esto último, el año en el que se desarrollan los hechos de la novela de George Orwell del mismo nombre, una novela que cuenta cómo es un nuevo mundo en el que hay un Gran Hermano que lo controla todo, que lo ve absolutamente todo y que se dedica a controlar cada uno de los pensamientos, palabras, actos… de sus súbditos. Es una novela dura que va más allá (muchísimo más allá) del programa que “se basa” en ella, una novela que incluso relata cómo se va alterando el lenguaje para que conceptos como “amor”, “libertad” o “ciencia” dejen de existir, para que no haya cosas malas, sino cosas no buenas, un mundo en el que el “Ministerio del Amor” puede ser cualquier cosa menos romántico; en resumen, una sociedad en la que se busca el control total y absoluto del pensamiento. He de decir que me gustó, me gustó mucho la novela aunque ya hace unos años que la leí y apenas recuerdo cosas de ella (para los vagos, hay un par de películas – una de 1984 y otras más antigua – que adaptan el libro).

Y hoy he vuelto a tener la sensación de déjà vu al ponerme a ver la película Equilibrium.

Posiblemente a no mucha gente le suene esta película ya que nisiquiera ha salido en España (sólo se puede conseguir subtitulada), pero a mí me la recomendaron hace tiempo por tener ciertas similitudes en las secuencias de acción con Matrix (los que me conozcan sabrán mi profunda admiración a esta trilogía) y la verdad es que hoy he sacado tiempo para verla y no me ha decepcionado lo más mínimo.

La película sitúa los hechos a comienzos del siglo XXI, poco después del final de la 3ª Guerra Mundial tras la cual se ha creado una especie de nación única, Libria, que ha descubierto cuál es el problema que siempre ha hecho peligrar a la humanidad, sus sentimientos, por lo que se ha creado una sociedad en la que cada ciudadano recibe varias dosis diarias de prozium, una especie de opio que mantiene tranquilos y sin sentimientos a los que la reciben. Además de eso y debido a la amenaza que supone la existencia de rebeldes que se dedican a sentir y a almacenar objetos que guardan cierto significado, se ha creado el cuerpo de élite llamado Clérigos Grammaton los cuales son capaces de detectar si alguien está sintiendo algo y, además, poseen unas extraordinarias dotes de combate cuerpo a cuerpo y con armas gracias a un duro entrenamiento. Entre estos clérigos se encuentra el protagonista, John Preston, un tipo totalmente dedicado a su labor diaria de acabar con los rebeldes.

Y hasta aquí puedo contar de la historia. No quiero contar más de la historia porque me adentraría en el peligroso mundo de los espoilers, pero he de decir que si alguiente tiene la oportunidad de ver esta película y no le importa tener que verla subtitulada, es altamente recomendable. Retoma, como ya he dicho, el tema del control de la sociedad para buscar una utopía de corderitos bien domados, eliminando cualquier tipo de distintivo de la gente (hasta los coches que se ven son totalmente inocuos, vacíos) y, además, también posee unas espectaculares secuencias de acción como ésta que he recortado yo mismo de la película. Es el primer tiroteo que se produce en la película y, posiblemente, sea la más floja de todas las buenas escenas que tiene la película, pero es que quiero espoilear lo menos posible a la gente que esté interesada en esta obra:

Y aunque no sea un thriller tremendo ni la intriga llene la pantalla, también decir que hacia el final tiene una buena cantidad de giros argumentales que pueden dejar sorprendido a más de uno y que rematan de una forma genial una película que aún me estoy preguntando por qué no ha llegado a nuestro país.

A modo de pequeño apunte, decir que los seguidores de Prison Break encontrarán un par de caras conocidas en esta película.

4 thoughts on “Control de masas

  1. “(joe, era un crío, no tenía más que 16 años y un vecino que no hacía más que hablarme de cómo molaba ese programa en otros países)”

    Con el bombo que le dieron al principio parecía que iba a ser la ostia. Al primer capítulo se desveló la mierda que era.

  2. La verdad es que en un principio como han dicho le dieron mucho bombo, pero la verdad es que el primero no fue tan malo, aunque el español ya podía parecerse a las versiones europeas, esas si que son la ostia. xDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s