GP de Mónaco – Por las calles del principado

Una carrera más, tal vez la más especial y mítica de todas las que se llevan a cabo cada año por lo curioso que resulta el ver a los coches ir a unas velocidades de infarto por estrechas calles, con los guardarraíles a escasos metros. Es cierto que este año también estará el GP corrido por las calles de Valencia, pero, con todo el respeto para la capital del Turia, la elegancia y el glamour monegascos no los tiene la ciudad levantina:

Una de las cosas que más preocupado tenía a todo el mundo eran las enormes previsiones de lluvia que acechaban el principado, lo cual resulta más peligroso si cabe este año por la prohibición del control de tracción en los monoplazas… Pues la lluvia no faltó a su cita, de forma intermitente, a lo largo de todo el fin de semana.

Aunque eso no impidió que las mujeres se exhibieran, cosa que yo agradezco sinceramente.

Pero bueno, vamos a ponernos con el tema motorizado que es el más importante al fin y al cabo.

Era un fin de semana que pintaba bien, muy bien, para los McLaren que dominaban más o menos cómodamente en los entrenamientos. Además saltaba la sorpresa con Rosberg el cual hizo en todas y cada una de las sesiones libres unos tiempos bastante buenos que le situaban como el primer coche tras el grupo de los más grandes. Por el contrario los Renault tenían muchos problemas que hacían que vieran demasiado cerca las protecciones de Santa Devota:

Clasificación:

Una vez que llegamos a la sesión de clasificación (con aproximadamente un 60% de posibilidades de lluvia aunque el sol no dejó de brillar) nos encontramos con Piquet nuevamente eliminado a las primeras de cambio lo que comienza a ser preocupante para el brasileño que es incapaz de sacar un rendimiento medianamente decente de su R28. Junto a él quedan fuera los pilotos de Force India y los de STR, con mención especial a Bourdais que incluso superó al brasileño de Renault.

La segunda tanta de clasificación fue bastante normal hasta que a pocos segundos para el final Coulthard perdió el control de su monoplaza a la salida del tunel, se dio contra las protecciones y tuve suerte ya que su coche pasó por la escapatoria. Este accidente hizo sacar banderas amarillas que ayudaron a Alonso quien logró entrar por los pelos en la Q3 mientras que quedaba fuera un sorprendente Heidfeld que no parece encontrarse muy centrado en BMW.

Una vez en la Q3 las posiciones finales de cara a la carrera del domingo fueron de pole para Massa seguido muy de cerca por Raikkonen y Hamilton.

Carrera:

El domingo apareció con ganas de guerra ya que las calles “principescas” se encontraban empapadas, llovía hasta poco antes de la carrera y volvió a llover una vez iniciada la misma por lo que la carrera tenía visos de convertirse en una auténtica lotería.

La salida fue bastante tranquila y limpia. No se produjeron incidentes más allá de Kovalainen que en la vuelta de calentamiento caló el coche y tuvo que salir desde la línea de boxes. Pero pronto comenzaron a suceder cosas ya que la lluvia siguió haciendo acto de presencia y hubo toques contra los muros por parte de Hamilton, Alonso – muy similares los dos -, Coulthard y Bourdais de los que el británico y el español lograron salir simplemente cambiando el neumático trasero derecho que había quedado dañado. Pero el accidente de los coches toreros necesitó de una salida del SC para poder retirar ambos.

Una vez fuera de pista el SC la siguiente sorpresa fue una penalización de Drive Through a Kimi por no haber tenido puestos los neumáticos en el monoplaza en el tiempo estipulado por la normativa, todo un mazado para el Campeón del Mundo.

Mientras tanto por detrás iba el anterior campeón tratando de aprovechar al máximo sus neumáticos de lluvia extrema. Alonso fue capaz de adelantar a Webber, pero al ir a por Heidfeld se precipitó y ambos se tocaron en la curva de Loews por lo que el asturiano nuevamente tuvo que entrar a boxes para cambiar su destrozado alerón delantero lo que dejaba a las claras que al final la lluvia no iba a ser tan buena como podía pensarse.

A partir de ese momento fue dejando de llover, las cosas se calmaron y los incidentes se redujeron, aunque sustos hubo muchos. Poco a poco las vueltas rápidas de unos y otros pilotos se sucedían (incluidas dos de un sorprendente Sutil) y Hamilton que pese a su toque contra las vallas iba primero tiraba al máximo para poner la mayor tierra de por medio posible de cara al cambio de neumáticos que tenía pendiente.

El suelo se fue secando y al no tener nada que perder los pilotos del equipo del rombo decidieron poner a sus dos pilotos las ruedas de seco. Alonso llevaba toda la carrera arrastrándose al fondo del pelotón con unos neumáticos de lluvia extrema que no recibían el agua suficiente para rendir correctamente y le vino como agua de mayo el cambio a secos. Cierto es que, como su compañero, tuvo algún susto, pero fue capaz de solventarlo sin mayores problemas mientras que Piquet acabó su carrera contra las protecciones y desolado. ¿Tendrá muchas más posibilidades de seguir en el equipo?

El resto de pilotos fueron atreviéndose a cambiar de neumáticos con lo que la situación se centró y se vio a las claras que Hamilton había hecho perfectamente su trabajo al mantener la distancia con Massa y no sólo eso, sino que Kubica también había adelantado al poleman.

Pero un nuevo accidente volvió a acercar las cosas ya que Rosberg tuvo un fuerte golpe que le dejó fuera de carrera, una pena tras un gran comienzo de fin de semana, y el Safety Car hubo de salir nuevamente para reagrupar a todos y hacer que los doblados recuperaran vuelta… Cosa que, no entiendo por qué, sólo hicieron los doblados dos veces y no los que, como Alonso, sólo habían sido doblados una vez.

Quedaban poco más de 10 minutos para el final de la carrera, minutos y no vueltas porque se iba a superar el límite de dos horas, y cuando parecía que nada más parecería tras la retirada del SC, Raikkonen perdió el control de su coche en el mismo punto que le había sucedido a Coulthard el sábado y aunque no tocó las vallas sí que no pudo evitar el llevarse por delante a Sutil que marchaba cómodamente en cuarta posición. Es cierto que Sutil iba algo pasado en esa curva, pero de no haber sido por Raikkonen, lo de Sutil se habría solventado saltándose la chicane de la piscina. Raikkonen logró continuar tras cambiar el morro, pero el Force India posiblemente quedó más dañado internamente ya que no volvió a salir de boxes.

Finalmente la victoria fue para el británico de McLaren que lo celebró con una desbordante alegría, lo cual no es para menos por las difíciles condiciones de carrera y más aún teniendo en cuenta su toque contra las protecciones del circuito.

El análisis

Hamilton comenzó la carrera de forma algo accidentada ya que a las pocas vueltas ya se había tocado contra el muro, pero se repuso y ganó de una manera incontestable ayudado por el oportuno cambio de neumáticos requerido por su accidente. Supo mantener a Massa a la distancia adecuada. Está en un momento muy dulce.

El polaco Kubica fue de los pocos pilotos que tuvo una carrera plácida y que le sirvió para encaramarse tranquilamente al segundo escalón del podio. Bien por él que además está vapuleando a su compañero de equipo.

Aunque llegó al podio, el poleman Massa tuvo una carrera de más a menos ya que empezó muy bien con la carrera en lluvia, pero a medida que se secaba fue incapaz de mantener las distancias con Hamilton para poder luchar por la carrera. Regular, aunque ha salvado los muebles para Ferrari.

Los siguientes pilotos en los puntos, Webber, Vettel, Barrichello y Nakajima, pasaron toda la carrera unos tras otros tratando de adelantarse una y otra vez, pero aún así fue un grupo bastante pacífico y sin incidentes, lo que permitió llegar al final de la carrera tranquilamente. Especialmente reseñables las actuaciones del alemán que por fin está terminando carreras y encima obteniendo puntos y la del brasileño que volvió a obtener puntos tras mucho tiempo sin lograrlo.

Otro que logró reponerse espectacularmente fue Kovalainen que logró el último punto que se otorga en carrera tras haber tenido que partir de boxes. Buena remontada, pero habrá que cruzar los dedos para que al chaval se le vaya el gafe.

Toda la carrera desaparecido, penalizado con Drive Through por no poner los neumáticos en el tiempo estipulado previo a la salida y para rematar se llevó por delante a Sutil cuando perdió el control del coche… Muy mala carrera para Raikkonen.

Definitivamente no era el fin de semana de los Campeones del Mundo ya que Alonso tuvo un toque similar al de Hamilton, hubo de cambiar neumáticos y salió en medio del pelotón por lo que le tocó adelantar… Hasta que lo intentó con Heidfeld pero un exceso de precipitación le llevó a romper el alerón y retornar a boxes. Hundido en el fondo de la parrilla por una mala elección de neumáticos, sólo mejoró algo la posición cuando se arriesgó a poner secos. Está claro que el que no arriesga no gana, pero aquí le faltó un poco de cabeza a la hora de valorar el riesgo. Mala carrera del asturiano.

Del resto de pilotos que acabaron la carrera sólo me queda por señalar a Heidfeld que estuvo absolutamente pésimo y más si lo comparamos con su compañero que hizo un brillante segundo puesto mientras el alemán no hacía más que arrastrarse cual tortuga y dejarse adelantar con una facilidad pasmosa.

Entre los retirados cabe destacar a tres. Principalmente nos encontramos con el (para mí y aunque peque de subjetivo porque me gusta) héroe de la carrera. Adrian Sutil no cometió ni un solo error y fue capaz de llevar al Force India, peor coche de la parrilla con diferencia, hasta el 4º puesto hasta que a pocas vueltas para el final Raikkonen le embistió. Un 10 para el alemán.

Por otro lado está Nico Rosberg que tuvo un buen fin de semana pero que rápidamente se vió hundido de cara a la carrera por tocar por detrás a Alonso, rompiendo de esa forma su propio alerón. Para finalizar, acabó teniendo un fuerte accidente.

Y finalmente tenemos a Nelsinho. Piquet tuvo su momento de gloria al pasar buena parte de la carrera por delante de su compañero, pero el riesgo de los neumáticos de seco era grande y fue incapaz de llevarlo también como el asturiano y acabó fuera de carrera. Quién sabe cuánto crédito le queda, pero su desolación hace intuir que no demasiado.

Resultados de la carrera y podio:

Situación actual de la clasificación general:

Fotos curiosas:

Hubo nuevos cascos para la ocasión, algo bastante habitual. En este caso fueron Fisichella que corrió su GP 200 y los pilotos de McLaren. Ya de paso dejó una foto curiosa de otro casco.

Una florida manera de ver Loews.

Coches a toda velocidad a centímetros del mar… Ahora no pasa nada, hace unos años más de un piloto sí que se dió un chapuzón nada agradable.

¿Cuántos trabajadores de Red Bull se necesitarán para cambiar una bombilla😛😛 ?

Las rectas anterior y posterior a Loews. Ya me gustaría a mí situarme ahí para ver la carrera.

Eddie Jordan demostrándole su amor a Bernie. Toda una declaración de romanticismo😛 .

Esperemos que Flavio sólo haga la coña por ser el equipo del torito y no esté insinuando que se ha tirado a la mujercita del caballero que está de espaldas.

Un equipo de fútbol peculiar.

Y otro más con alguna estrella y algún estrellado.

Y hasta aquí el GP de Mónaco. He tardado en hacer el análisis ya que ando falto de tiempo, pero aquí está.

Ahora 15 días de descanso y nos vemos en Canadá, otro circuito atractivo.

Saludos y gracias por leerme.

One thought on “GP de Mónaco – Por las calles del principado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s