Nueva York, 19 de agosto, Estatua de la Libertad y Central Park

Bueno, tras un tiempo desaparecido del mundo bloguero, reaparezco brevemente para empezar a actualizar las cosillas que voy haciendo por aquí.

¿El viaje? Un coñazo. Largo de narices, pero da tiempo a todo, a conocer a la gente (muy majos todos), a dormir, a ver pelis… Lo que sea. Y una vez llegados, pues nada, a alucinar con todo porque, al menos para mí, todo esto es de película empezando por los coches y autopistas según íbamos camino de la residencia. Un apunte, hay mucho de mito en las preguntas que te hacen antes de entrar en el país, pero sí que te preguntan si ayudaste en su día al régimen nazi y a mí también me preguntaron acerca del dinero que llevaba encima… Mal rollito, pero menos de lo que esperaba.

El Manhattan School of Music Dorm está genial. Las habitaciones son amplias, con un escritorio muy majo, con espacio para guardar la ropa más que de sobra… En fin, que muy contento.

Y tras situarse, pues para la escuela a ver por dónde anda. La situación es genial, en la 7th Av con la 28th St y se llega de fábula desde nuestro querido barrio de Harlem😛

Tocaron los primeros contactos con la comida estadounidense, pero de momento poca cosa. Un buffet al peso, una Coca-Cola de Vainilla (buenísima) y fuera.

De todos estos primeros momentos sólo hay pruebas fotográficas a través del móvil, que no tenía cámara, pero ya se subirá alguna que otra una vez de vuelta a España.

18 de agosto

Primer día en la escuela, examen de acceso y al sexto nivel (de 7) que me llevan. El resto del día, para aprovechar la ciudad. Me pillo mi cámara de fotos que no puedo usar hasta que no cargue la batería. Me pierdo, me reencuentro en medio de Times Sq… Por cierto, es absolutamente fascinante lo de Times Sq, me quedé durante un rato mirando hacia todos los lados para asegurarme de dónde me había metido realmente, tremendo.

Y para finalizar el día, subida a lo alto de Rockefeller Center, lo que se conoce como el Top Of The Rock. Posiblemente de día se vea mejor Central Park, pero las vistas siguen siendo formidables desde el observatorio más alto (en el Empire State Building no se puede subir tanto) que hay en Nueva York.

19 de agosto

Como no, empezamos con las primeras fotos a medios de transporte de allí… El típico taxi neoyorquino, el típico autobús escolar made in Simpsons y el metro (Subway), calorazo en el andén, aire acondicionado a tope en los vagones:

Tras el primer día de clase (jolín, Álvaro, ¡qué rápido nos han separado!), toca visitar uno de los grandes iconos americanos, la Estatua de la Libertad, para la cual lo mejor es coger el ferry que llega hasta Staten Island ya que es gratuito y pasa cerca de la Estatua.

Espectaculares vistas de la isla de Manhattan y yo con la Estua de la Libertad de fondo para que se vea que soy yo el que está por ahí😉

Una vez de vuelta a tierra firme, una racioncita de naturaleza en Central Park… Aunque sólo hasta pasada la mitad del parque, hasta el enorme lago, ya dejaremos el resto para otro momento.

El mundo en mis manos:

¿Qué tal mi estilo de bateador? Mejor sigo de informático…

El gran lago de Central Park una vez llegada la noche. Genial el contraste entre naturaleza y grandes edificios.

PD: Esperemos que se vean todas las fotos… El puñetero proxy de la residencia me capa alguna y no sé por qué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s