El final de un viaje… Harry Potter Y Las Reliquias De La Muerte

Aunque como bien indica la imagen, el día oficial del final es el día 15 de julio del que apenas se ha cumplido una hora, gracias a los cines Yelmo del CC Plenilunio ya ha habido unas cuantas personas, entre las que me incluyo, que han visto el final de la saga… Tras unos días de revivir toda la saga y hoy desde las 19 horas viendo las dos últimas películas, la segunda de ellas en 3D (sistema sobre el que sigo teniendo mis dudas si exceptuamos la excepción de películas hechas específicamente para este formato – y aún así no me convence) hemos salido del cine extasiados, con las pulsaciones al máximo, como si fuéramos nosotros los que acabamos de derrotar al señor oscuro… (Cuidadín con los spoilers si sigues leyendo) Sigue leyendo

Control de masas

Antes de entrar al tema he de reconocer que me tragué la primera temporada de Gran Hermano y hasta me gustó (joe, era un crío, no tenía más que 16 años y un vecino que no hacía más que hablarme de cómo molaba ese programa en otros países), de forma que hasta me imaginaba yo dentro de esa casa. Me enamoré de Ania y todo aunque no hacían más que maltratarla y darle palos… Pero la fiebre se acabó rápido (afortunadamente) y aunque reconozco que siempre oyes cosas por ahí, comentarios de la gente por los que acabas sabiendo algo de lo que pasa por la casa, no he vuelto a seguir el show desde que la segunda edición me hizo desintoxicarme… Eso sí, por esos tiempos había oído hablar de las fuentes de las que bebía ese show y me entró la curiosidad por lo que pasé de esto:

A esto:

Sigue leyendo

Trilogía Cube

Tras una larga sesión de cine de 3 horas, finalmente he acabado con esta trilogía. Hace tiempo me vi la primera película, Cube, y hoy he seguido con su secuela, Hypercube, y su precuela, Cube Zero.

Cuidado con posibles spoilers aunque no me meteré mucho en la trama.

La primera película nos introduce sin más en una sala cúbica con 6 puertas, una en cada cara del cubo, que conducen a otras salas idénticas, distintas entre sí porque algunas de ellas tienen trampas y otras no, además de por otra diferencia que no contaré para no espoilear demasiado la película. Dentro de estas salas hay personas que se unen en su búsqueda de una salida y de una razón para su estancia allí, de lo que sólo logran “adivinar” que se encuentran dentro de un gigantesco cubo.

En mi opinión, la película no tiene mucho que mostrar visualmente hablando ya que lo que ves de primeras es lo que hay, no vas a ver nada más a lo largo de la película. Aún así, el agobio domina el ambiente y la evolución de los comportamientos y sobre todo su final son muy significativos, a mi modo de ver, de la sociedad en la que vivimos. Se apoya en las Matemáticas, pero después de ver sus secuelas considero que en esta primera película la influencia de éstas no es tan destacada e importante como en las otras dos.

Ahora que he visto el cartel de la película, me llaman mucho la atención todas las palabras que en éste aparecen, pero sobre todo la leyenda bajo el nombre: Don’t look for a reason… Look for a way out. (No busques una razón… Busca una salida.) ya que si alguien busca motivos en esta película se sentirá totalmente defraudado al no encontrar ninguno en ningún momento.

Esta secuela más bien se podría considerar, como bien he leído aquí, un remake ya que como quedará claro tras ver la tercera película, no tiene relación con ninguna de las dos más allá de la existencia de un cubo con gente en su interior dentro de salas peligrosas. Sin embargo, al final de la película se añade un pequeño añadido que sí que comienza a dar razones sobre la existencia del cubo, aunque no demasiadas (ojalá pudiera conseguir el final alternativo que he leído por ahí que tiene…). En este caso los protagonistas aparecen en un teseracto (hibercubo) que es el equivalente a un cubo en 4 dimensiones, algo muy bonito teóricamente pero que nosotros, como seres tridimensionales, seríamos incapaces de apreciar más allá de un cubo normal y corriente, lo cual me hace pensar que uno de los peros que se le ponen a esta película en la versión inglesa de la Wikipedia, el hecho de que las puertas de cada sala deberían ser 8, no es tal ya que nosotros no somos capaces de apreciar los añadidos que se producen de esa 4ª dimensión. Volviendo a la película, decir que en este caso no hay trampas al estilo de la primera película, sangrientas, gores…, sino más bien un conjunto de eventos resultado de la imaginación de los guionistas al pensar cómo funcionaría el cuerpo humano al estar encerrado en un teseracto, lo que da lugar a desdoblamientos temporales, realidades alternativas, aceleración del tiempo… Obteniendo así muertes y situaciones de lo más variadas y extrañas.

Como opinión, decir que la película no está mal en el sentido de la imaginación que se le pone para llevar todo a cabo, pero se ve como una película muy similar a la primera aunque menos agobiante, tremendamente abstracta y que al final intenta medio dar una razón que no llega a ser tal. Me gusta la idea que se expone sobre un concepto tan extraño para nosotros (he buscado información como un loco al acabar de ver las pelis). Los efectos especiales son muy de andar por casa, tremendamente mediocres.

Y finalmente llegamos a la precuela. Esta película, aparecida más recientemente, abandona casi por completo las salas cúbicas de las que ya se salió en parte en la segunda película para adentrarse esta vez en la labor de las personas que se encargan de mantener el cubo, monitorizar los movimientos y, en ciertos casos, activar algunas trampas. Uno de los encargados de esta labor empieza a replantearse lo que hacen, si realmente hacen bien y decide tomar la justicia por su mano, cosa que no sienta nada bien a los jefazos por lo que estos tomarán medidas drásticas.

¿Habrá cuarta película? Según he leído en la Wikipedia podría ser que apareciera una nueva película, pero hasta el momento esta es la última, una película que enlaza en cierto modo con la primera y que por el ambiente y ciertas trampas del cubo es bastante similar a la película original pese a algunas diferencias en las salas. El final resulta, al menos para mí, impactante por lo que implica al relacionarlo con la primera película (para mí que los dos personajes “clave” simplemente eran trabajadores del mismo sitio, no son la misma persona) y se dejan entrever ciertos detalles interesantes de los motivos por los que las personas han sido encerradas en el cubo, motivos totalmente distintos de los que había para las personas del segundo cubo pero que podrían cuadrar mucho más con los de la primera película. Sin embargo, la aparición de un malo con dos lacayos como el que aparece sobra totalmente ya que más que agobiar como hacía el primer cubo o dar una explicación lógica, proporciona un punto de vista cómico a la película que, en mi opinión, sobra totalmente. Me gusta por su relación con la primera, pero me quedo con la primera por la sensación de agobio y aleatoriedad que se respiraban, esta tercera película hace ver todo como demasiado manejado por algo más que el azar.