El final de un viaje… Harry Potter Y Las Reliquias De La Muerte

Aunque como bien indica la imagen, el día oficial del final es el día 15 de julio del que apenas se ha cumplido una hora, gracias a los cines Yelmo del CC Plenilunio ya ha habido unas cuantas personas, entre las que me incluyo, que han visto el final de la saga… Tras unos días de revivir toda la saga y hoy desde las 19 horas viendo las dos últimas películas, la segunda de ellas en 3D (sistema sobre el que sigo teniendo mis dudas si exceptuamos la excepción de películas hechas específicamente para este formato – y aún así no me convence) hemos salido del cine extasiados, con las pulsaciones al máximo, como si fuéramos nosotros los que acabamos de derrotar al señor oscuro… (Cuidadín con los spoilers si sigues leyendo) Sigue leyendo

Anuncios

Harry Potter And The Deathly Hallows

Antes de empezar a espoilear quiero que se vea bien el regalo que he recibido de mi hermana por Reyes:

Pues sí, el séptimo libro en una edición especial más bonita, con marcapáginas y el borde de las páginas en dorado, muy chulo. La putada está en que ayer mismo me acabé el libro (cosa por la que escribo esta entrada), pero bueno, creo que me pasaré por la FNAC a conseguir también el resto de libros en inglés y tal vez me los acabe leyendo todos de nuevo porque me apetece ver cómo se ven las cosas una vez que conoces esos detalles ocultos que guarda J. K. Rowling en sus libros.

Atención, si no quieres tener destripada la conclusión de la saga, no leas a partir de aquí.

¿Qué decir de este último libro? ¡¡Es brutal!! La saga queda cerrada con un libro realmente espectacular, que acaba de atar todos los cabos y en el que te llevas alguna que otra sorpresilla.

Primeramente resaltar que los capítulos The Seven Potters, The Wedding y The Prince’s Tale me parecen de lo mejorcito de toda la saga.

  • Si en la película hacen el capítulo de la huída de la casa de los Dursley tan espectacular como parece ser en el libro, será una delicia de verse.
  • El final de la boda me dejó en un estado similar a como me quedé con la muerte de Cedric (no me lo creía, creía que todo era un sueño) y cuando el falso Ojo Loco es desenmascarado (¿se nota que me gusta el cuarto libro?).
  • Y ese gran capítulo en el que finalmente se conoce toda la verdad sobre ese gran personaje que es Snape… ¡¡Brutal!! Cuando acabó el sexto yo estaba convencido de que Snape no podía ser tan malo, yo creía en él, creía que a lo mejor el juramento que hizo con Narcissa fue lo que le hizo matar a Dumbledore pero no, estaba equivocado en los motivos, pero no en lo que Snape realmente era, una buena, buenísima, persona. Sabía que debía creer en él (también es cierto que la frase de JaimeSnape es el mejor personaje, hasta el final del séptimo no sabes realmente quién es.” ayudó a confiar, pero yo confiaba con o sin esa frase) y el tiempo me dio la razón.

También esperaba cierta ayuda por parte de Draco, ésta no llegó, pero al menos sí que su madre echó una manita a Harry y en el tema de la varita el chico tiene su importancia.

Además, ese momento en el que Harry le cuenta todas las verdades a Voldemort me parece también muy bueno.

En el lado simpático me quedo con el morreo de Ron y Hermione (OI! There’s a war going on here!) y el escupitajo a McGonagall.

Quedé absolutamente petrificado con las muertes de entrañables personajes (Moody, Fred, Tonks, Lupin… R.I.P.).

En el tema amoroso de Harry, señalar que a mí la que me habría gustado como pareja de Harry era mi queridísima Luna. Esa chica se me hizo muy simpática desde el momento en que apareció y sobre todo cuando parece comprender mejor que nadie a Harry en los instantes finales del quinto libro. Eso sí, me resulta curioso ese momento de celos de Ginny cuando Cho va a llevar a Harry a la sala de Ravenclaw y la pelirroja se adelanta para pedirle a Luna que sea ella la acompañante… Esa sonrisa que Cho le dio a Harry nada más entrar en La Sala De Los Requisitos y el quedar decepcionada al ver que no puede acompañarle dejan bien claro que no le había olvidado de ninguna manera.

Decir también que conocía la situación del Horcrux de la casa de los Black gracias a una amiga (muy aguda) y también sabía a quién pertenecían las siglas R.A.B. gracias a la versión holandesa de los libros anteriores ya que vi que en esas versiones que los nombres son bastante distintos (por ejemplo, Snape creo que era Sneepe) y vi que en el sexto libro holandés la última de las siglas era la Z y buscando el apellido de Sirius lo nombraban Zlack o algo parecido (no recuerdo el nombre bien) así que me autoespoileé, al igual que con que Harry no moría, pero nunca con cosas que realmente considerara imporantes. Nunca creí que Harry moriría.

Así que nada. Me he enganchado tarde a la saga pero la verdad es que estoy tremendamente contento de haberlo hecho. Ha valido la pena el palizón a lectura que me he pegado y se lo recomiendo a cualquier persona por el gran mundo que se ha creado y por la capacidad de la autora para meter pequeños detallitos de los que al principio no te das siquiera cuenta.